So, writing a post in spanish is not so bad

Nunca he sido bueno en la poesía. Pero me gusta pensar que para todo lo demás soy buen escritor. Y sólo como introducción, no soy la clase de persona que se burla de los demás y no uso camisas polo porque siento que me hacen ver como un completo idiota y cambio mi pantalón cada tres días porque me gusta el número tres y decir las cosas tres veces y decir las cosas tres veces y decir las cosas tres veces.

Me gusta estar consciente de todo lo que hay alrededor de mi y Sandra dice que soy un metiche y yo le digo que solo soy muy observador

Antes no podía hacerlo y ahora no puedo apagarlo y cuando voy en la calle todo lo que puedo pensar es una, dos , tres cuatro personas, dos casadas, clase media, no manejan, vienen de un restaurante, solo dos de ellos tomaron alcohol, probablemente cerveza, uno de ellos trabaja con las manos en algún oficio, el otro tiene trabajo de oficina, las dos mujeres son una de las esposas y…no la novia, sino la chica que le gusta al otro, hay poco contacto físico. El hombre de oficina va apurado viendo el reloj, debe ser porque es martes y es la hora de la comida, probablemente tiene que regresar al trabajo

Y trato, trato de apagarlo pero no puedo no puedo no puedo

Y cuando te veo digo oh dios mío trae puestas medias, como me gustan las medias, oh dios mío es pelirroja, oh dios mío que bonito articula palabras y mueve sus labios y mueve sus manos y que bonito camina y oh dios mío el lado izquierdo de su cara es tan precioso como el derecho y oh dios mío como me gustaría besarla justo ahora

y digo calma

calma

tiempo

no seas impaciente

y quiero ver la lluvia junto a ti y ver la noche junto a ti y ver el amanecer junto a ti y sentarme junto a ti en un centro comercial y saber que no tengo que observar a nadie mas que a ti y ver tus ojos y tus pestañas y tus lentes y la forma en que mi reflejo en tus lentes no está viendo a nadie más que a ti y que no hay nada mas que quisiera hacer mas que tomar tu mano

y digo calma

calma

y supongo que por tanto tiempo me acostumbré a la idea de que todo el mundo menos yo era un idiota y que todas las chicas en el mundo eran tontas y andaban con pelmazos y que realmente a nadie le importaba que escribieras prosa o dibujaras precioso o que fueras un chico que realmente le importaba tratar a una mujer como una princesa y hablarle todo el día y hacerle preguntas y dedicarte tanto tiempo a tratar de descifrarla solo para darte cuenta de que eres completamente cegado por todo lo que hace y su forma de ser y esa forma de que cuando estés con ella se te olvide absolutamente todo lo que estabas pensando y que todo lo que piensas un día después es que realmente a ti te gusta mucho pero no hay razones por las cuales deberías gustarle a ella porque todo el tiempo estuvo hablando y lo que ya habías practicado decir no pudiste decirlo y eso que ibas a decir iba a ser lo que hiciera que se enamorara perdidamente de ti.

y pase tanto tiempo colgado en la idea de que la gente que amaba se alejaba o me empujaba o me controlaba o me tiraba a loco y me decía a mi mismo lo odio lo odio lo odio y diario decía lo odio lo odio lo odio y caminaba por los pasillos viendo, observando y decía, la forma en que ese chico camina la odio la odio la odio y los labios de esa chica los odio los odio los odio y cuando veía hacia arriba y solo veía el gris techo del salón de clases al que me obligo a ir diario y sabía que era todo lo que vería ese día y decía ese techo lo odio lo odio lo odio

y lunes martes miércoles jueves y viernes todo lo que hacía era flotar de un lado a otro automáticamente sin salida ni meta como si todo lo que tuviera que hacer fuera el mínimo para no morir, no reprobar, no decepcionar a mis padres, no descuidar mi aspecto. Y días pasaba viendo el techo de mi habitación, viendo el infinito de posibilidades y lo infinito del universo y el infinito de días que me quedan por vivir y decía…así va a ser

Así va a ser siempre

y ahora camino por los pasillos con paso firme pero alegre y veo hacia enfrente con ojos llenos de curiosidad y checo el celular cada treinta segundos porque tengo miedo de que el último mensaje que te haya enviado sea el que cause que dejes de hablarme por siempre y no puedo evitar pensar que el que me hables es demasiado bueno para ser verdad y sé que suena estúpido pero de alguna manera todo es estúpido y en especial el hecho de que estoy completamente aferrado al sentimiento de satisfacción que me causa ver las palabras “Te quiero” en la pantalla de mi teléfono que antes sólo usaba como pisapapeles o como despertador o para leer cómics, o para checar facebook para chismear a gusto lo que están haciendo los demás porque Sandra me dice que soy un metiche, pero yo digo que sólo soy muy observador.

Y lo que observo es que me gustas mucho.

Realmente me gustas mucho.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s